TESTIMONIO: I CONGRESO MESOAMERICANO DE NUEVAS GENERACIONES

Ha sido una gran experiencia este I Congreso Mesoamericano de Nuevas Generaciones de Vida Consagrada, que se llevó a cabo en Guatemala, los días 27 al 29 de julio, el lema del encuentro fue: “Nuevas Generaciones en salida al encuentro de una identidad mesoamericana”.

Tuvimos la oportunidad de participar en el congreso varios consagrados de Nuevas Generaciones de distintos países que conforman el área mesoamericana, México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, éramos alrededor de 80 personas, yo estaba en representación de las Nuevas Generaciones de Guadalajara, México. Gracias al apoyo de la CIRM Nacional y de la CIRM Guadalajara pude participar.

En primer lugar, fue una experiencia de encuentro fraternal que nos ayudó a identificarnos como zona de Mesoamérica, reconociendo la riqueza de los distintos carismas; además de la riqueza cultural, vivencial, alegre y dinámica que se expresaba en todos los participantes.

Se realizaron distintas actividades durante el congreso que propiciaron el buen desarrollo del mismo, momentos de oración comunitaria, ponencias, trabajos de reflexión en equipos, rally en la ciudad de La Antigua, festival cultural, etc. Además de la buena organización y el excelente acogida del país anfitrión.

Los frutos del congreso pusieron plasmarse en un documento donde se definieron algunas líneas de la identidad de las Nuevas Generaciones de vida consagrada en Mesoamérica, en primer lugar el reconocer la identidad juvenil, que se manifiesta en la alegría, la creatividad, la reflexión crítica, el deseo de compartir nuestros carismas e ideales a partir del encuentro con el otro-a. Además se advierte que no somos Nuevas Generaciones de eventos, actividades, dinámicas, etc., sino de PROCESOS, nos sentimos llamados-as a luchar contra el activismo y a promover el equilibrio entre el SER y el HACER, reconocemos que somos signos de la presencia del Reino de Dios en nuestros contextos, esta identidad está enriquecida por realidades culturales muy diversas, además de que las NG en Mesoamérica somos solidarias, abiertas y deseosas de comunión. Queremos trabajar por una Iglesia abierta, donde todos y todas quepamos, menos clericalista, que sea más circular, participativa e incluyente. Y experimentamos una profunda preocupación por el cuidado de la Casa Común y reconocemos en el compromiso ecológico una exigencia fundamental en nuestras vidas.

Además de reconocer los retos que deseamos asumir con valentía y responsabilidad, evidenciando: el activismo, la tentación de la autosuficiencia y autorreferencialidad, el desafío de la cultura digital y de los medios de comunicación, así como lo intergeneracional e intercultural, las dificultades en la formación: vacíos formativos en temas afectivo∕sexuales, poco acompañamiento a vocaciones tardías y aquellas procedentes de los pueblos originarios, el desafío del equilibrio, la coherencia y la humanización.

A partir del fruto de este primer Congreso, se ha definido que se realicen estos congresos cada dos años en los distintos países de la zona, de forma que se lleve a cabo un proceso de animar y acompañar a las Nuevas Generaciones de la Vida Consagrada, velando por la articulación de las comisiones en las Conferencias Nacionales, promoviendo un proceso formativo integral, capaz de generar un nuevo rostro de la Vida Consagrada de nuestra Región Mesoamericana y así favorecer el mutuo conocimiento e intercambio de experiencias, potenciando un proceso formativo integral, promoviendo iniciativas de trabajo conjunto con el fin de generar propuestas concretas que nos permitan responder a los desafíos de nuestras realidad como Nuevas Generaciones. Todas las comisiones de la región utilizarán la metodología del ver, juzgar, actuar y celebrar.

Finalmente considero que estas experiencias me han ayudado a apreciar más mi vida consagrada, reconociendo la riqueza que como NG aportamos a la Iglesia y a las realidades concretas que vivimos, además de seguir promoviendo este proyecto de NG en México para que se valore más y crezca la participación de consagrados y consagradas.

Atte. Ana María Flores Reyna

Misionera Verbum Dei

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s